Bicicletas electricas. El futuro, ahora.

chico con bicicleta eléctrica

Bicicletas electricas: el futuro, ahora

Las bicicletas electricas son un medio de transporte rápido, económico y seguro. En los últimos años esta ha venido tomando parte del mercado por los beneficios que ofrece para andar en la ciudad. Su autonomía suele oscilar entre los 35 y los 70 km.

Sus ventajas la convierten en una opción muy atractiva:

–     Es mucho más económica que los coches o las motos  y mucho más barata que un vehículo eléctrico.

–    No contamina, lo que ayuda a combatir la polución del aire. ¡Adiós a las emisiones de CO2!

–    Es cómoda y ergonómica, no ocupa mucho espacio.

–    Olvídate del tráfico de tu ciudad, llegar a tiempo no será un problema.

–    No tienes que esforzarte en las cuestas.

–    Es moderna.

–    Te hace sentir bien.

chico con una de las bicicletas electricas
¿Cómo funciona?

Es idéntica a una bicicleta tradicional pero ésta posee un motor eléctrico que ayuda al pedaleo. La energía llega al motor gracias a una batería recargable, también hay algunas que se pueden recargar mediante un panel solar y en la actualidad en muchas bicicletas se ha implementado la modalidad de recarga cuando la misma se encuentra en marcha, en bajada.

Para poder escoger tu bicicleta eléctrica debes saber que existen dos tipos:

–     Las que funcionan con acelerador, se consideran ciclomotores eléctricos y es posible que necesites carnet de conducir para circular con ella. Ésta permite activar el motor independientemente del pedaleo.

–    Las que disponen de pedaleo asistido, cuya potencia máxima es de 250W.

 

Se activa el motor cuando se detecta actividad de pedaleo. Las del segundo grupo a su vez se dividen en dos sistemas:

–     Con  sensor  de  par:  este  sensor  es  capaz  de  mediar  la  fuerza  que aplicamos sobre los pedales, lo que le permitirá que el motor a su vez nos ayude con el padaleo de forma proporcional.

–     Con sensor de movimiento con regulador: es el sistema más usado, un sensor en los pedales se encarga de activar el controlador que nos proporciona asistencia de manera progresiva, posee un interruptor para controlar el nivel de asistencia.

 

Después de saber qué tipo usarás debes escoger entre una variedad amplia según el uso que le vayas a dar, define para qué la quieres o cuál es el mayor uso que le darás, luego escoge entre:

–     Clásicas: están diseñadas con guardabarros, soportes y luces y sirven básicamente para transporte por la ciudad de forma rápida y cómoda.

–     Bicicletas cargo: son un tipo de bicicleta que te ofrece la posibilidad de transportar personas y cosas, es una excelente alternativa si antes usabas un coche.

–     Bicicletas  deportivas:  son  bicicletas  eléctricas  rápidas  que  superan  el límite tradicional de 32km/h porque requiere que el usuario pedalee para que la asistencia alcance una velocidad superior.

–     Beach Cruiser: son bicicletas para realizar paseos marítimos, es una bici con mucho estilo playero.

–    Bicicletas  de  montaña:  se  acabaron  los  sufrimientos  en  todas  esas cuestas, ahora será más fácil con el pedaleo asistido de la bicicletas electricas de montaña. Tu recorrido estará enfocado en el disfrute.

–     Fat bikes: tienen llantas super anchas y pueden ser usadas en arena o en nieve. La asistencia de esta bicicleta puede resultar muy divertida.

–     Bicicletas plegables: se solucionaron tus problemas de espacio, la puedes llevar a todas partes, incluso montarla en metro de tu ciudad. Si tu casa o apartamento  es  pequeño  seguro que  podrás  conseguir  un  espacio  mínimo donde ubicarla, puedes adquirirlas en dos versiones, las que tienen la ruedas tamaño completo o las que poseen ruedas más pequeñas.

–     Triciclos:  la  asistencia  eléctrica  también  ayuda  a  esas  personas  con problemas de equilibrios, si aún no te puedes mantener en dos ruedas, entonces puedes probar con un triciclo.

–     Bicicletas  touring:  estas  son  perfectas  si  quieres  recorrer  grandes distancias y si necesitas llevar cosas.

chica con una de las bicicletas electricas

El uso de las bicicletas electricas es sencillo, la única diferencia a una tradicional es el motor que tiene acoplado y que se enciende una vez que la comenzamos a usar. En el mercado puedes adquirir directamente tu bicicleta eléctrica.

A muchas personas aún les resulta extraño el uso de las bicicletas electricas, a parte de los beneficios que ya mencionamos, existen muchas más razones para su uso. Seguro que te convencemos con estas cuatro:

–     Montar una bici por pendientes puede ser un desafío, sobre todo para aquellos que sufrieron lesiones recientes. Las bicicletas electricas hacen más pequeñas las cuestas y convierte el viento en contra en viento a favor. Te acerca a las personas, si tú montas bicicleta y tu pareja no porque le representa un esfuerzo muy grande, con las bicicletas electricas eso será cosa del pasado.

–     Hacen que optes más rápido por una bicicleta que por un coche, con las bicicletas electricas tienes la posibilidad de llegar a cualquier punto de la ciudad y llegar al trabajo sin sudar. Es posible que si te cautiva dejes de usar el coche por un tiempo indefinido.

–     Como  no  todos  tenemos  las  mismas  condiciones  físicas,  no  todos montamos bicicleta al mismo ritmo y en las mismas velocidades. Con la bicicleta eléctrica podemos ir todos juntos y a la velocidad que queramos.

–     Gracias  al  pedaleo  asistido   podemos  ahorrar  dinero   en   transporte, estacionamiento o combustible.

¿Ya te animas? Sal de tu zona de confort, llegaron los tiempos de las bicicletas electricas, porque la vida siempre puede ser más fácil.

 

 

¡Ahora échale un vistazo a nuestro artículo sobre cascos!

¡Qué no te roben la bicicleta! Nuestro análisis de candados…