Bicicletas, la mejor opción para tu ciudad.

bicicletas por Madrid

Bicicletas, la mejor opción para tu ciudad.

Madrid es una de esas maravillosas ciudades que nos permiten disfrutarlas en bicicleta, más de 300 Km habilitados para su uso.

Realiza esta maravillosa travesía en bicicleta por Madrid y observa la ciudad en su máximo apogeo. Visita todas las zonas de mayor interés, desde la Puerta del Sol y el Parque del Retiro hasta la Plaza Mayor o el Palacio Real. Visitar Madrid en bicicleta es una forma simpática y agradable de conocer la ciudad. Además, tendrás muchas posibilidades de detenerte a descansar, relajarte y disfrutar de las vistas.

Idónea para todos los niveles de experiencia con la bicicleta, este tipo de desplazamiento por Madrid incluye la ventaja de evitar atascos y estacionar donde consideres oportuno.

Comienza tu recorrido en bicicleta por Madrid con un sentido claro de qué y cómo quieres hacerlo. Estudia las mejores rutas para llegar a tu destino, conoce las combinaciones con el transporte público que te ofrece la ciudad y saca el máximo partido a esta experiencia.

Ya sea para tu día a día o para realizar una visita turística en bici que te lleve por las principales atracciones de Madrid, entre ellas el antiguo templo egipcio de Debod, el Paseo del Prado, el Palacio Real, la Catedral de la Almudena, la Plaza Mayor, la Puerta del Sol, el Teatro Real, la Plaza de Santa Ana, la Plaza de Cibeles, el Parque del Retiro, la Plaza de la Paja o la Puerta de Alcalá.

He aquí un punto de encuentro para todos los amigos de la bicicleta.

Para comenzar esta experiencia, lo mejor es tomar nota de la siguiente información…

 

bicicletas por Madrid

 

Ciclismo Urbano: principios básicos.

Cada vez más gente desafía a la cultura predominante del coche en nuestras ciudades, y, ¿por qué no?  El ciclismo urbano es divertido, saludable y te permite ver tu ciudad de una manera novedosa e interesante. Las bicicletas te pueden llevar a la tienda, a conciertos, al trabajo o a clase… a donde quieras.

Solamente necesitas conocer unos principios básicos para convertirte en un ciclista urbano confiado, a la par que seguro, que sabe escoger su equipamiento y mantener su bicicleta en buen estado.

 

Escoger una bici

Cualquiera vale: Bicicletas de paseo, de carretera, mountain bike… Los gustos de la población incluyen desde bicicletas retro de diez marchas compradas en el rastro a bicicletas modernas y glamurosas de una sola marcha. Si tú objetivo es hacer muchos kilómetros,  considera una bici que sea barata de mantener. Añádele guardabarros si vives en una ciudad lluviosa.

¿No tienes espacio o dinero para una bici? En ese caso, busca en tu ciudad un programa de bicicletas compartidas: es posible que lo haya. Puedes alquilar una bici para un trayecto corto para luego dejarla aparcada en un punto habilitado para tal efecto.

 

Cargar objetos

Incluso un  simple recado puede requerir cargar algo en las bicicletas. Puede convenirte escoger uno de estos accesorios:

MOCHILA O BOLSA DE MENSAJERO. Para cargas ligeras y viajes cortos. Muy versátil.  Va a donde tú vas, con o sin la bici.

CESTA DELANTERA.  Añade estilo y capacidad de carga para unos cuantos objetos. Otra opción para la parte delantera de las bicicletas es una bolsa de manillar.

CESTA TRASERA Y ALFORJAS. Para cargas más pesadas y distancias más largas. Algunas alforjas duplican la capacidad de carga de una cesta de compra. Lo mejor para viajeros y ciclistas urbanos comprometidos.

REMOLQUE. Para cargas aún más  pesadas.

 

cestas de bicicletas

 

Seguridad

El robo de bicicletas es una desafortunada realidad. Para minimizar ese riesgo:

  • Escoge un candado adecuado. Un candado de cable con combinación te puede servir para dejarla un momento mientras vas a la tienda; no obstante, en lugares de más riesgo y cuando dejes la bici sola más horas, usa un candado pesado en forma de U.
  • Utiliza puntos de seguridad habilitados para bicicletas cuando estén disponibles en conciertos, eventos deportivos, etc.
  • Aparca tu bici dentro de tu lugar de trabajo o dentro de la tienda siempre que te sea posible. Pide permiso primero.
  • En áreas con alto riesgo de robo, considera usar una bici que tenga poco valor en el mercado, para que sea menos atractiva para los ladrones.
  • Retira las luces y accesorios cuando no estés en la bici.

Consejo: lleva el candado enganchado a tu bici o en tu mochila, para que lo puedas usar en cualquier momento.

 

Ropa de bici

Normalmente no es necesario llevar ropa especial para practicar el ciclismo urbano. Un viaje largo puede requerir llevar las típicas mallas de ciclista, pero, por norma general puedes vestir lo que desees, siempre que esa elección no comprometa tu seguridad.

Evita faldas amplias, extensas bufandas y largas chaquetas, pues se pueden enganchar a los radios o a la cadena. También puede ello sucederle a pantalones anchos, además de mancharse de aceite si llevas la cadena al descubierto.

PANTALONES.  Si no son ajustados, remángalos; o bien sube los calcetines y mete los pantalones dentro; o átalos con un cordel para que no se enganchen con la cadena.

CALZADO.  No hace falta llevar calzado de ciclista, el calzado normal sirve. Eso sí, está bien que sea de suela que agarre; en caso de que no sea así, puedes optar por poner calapiés en los pedales de tu bici.

CHAQUETA. Para reducir los efectos negativos de la lluvia, una chaqueta impermeable ayuda. También es buena cosa que te compres la ropa de agua entera, para esos siempre desagradables días lluviosos.

A medida que el ciclismo urbano aumenta en popularidad, se van creando marcas que hacen que puedas ir en bici, con chalecos reflectantes sutilmente disimulados, pantalones ajustados etc, sin dar mucho el cante.

 

A las mujeres les encantan las bicicletas

 

Seguridad

Para ir en bici por la ciudad sin perder la vida, ni romper hueso alguno, haz caso a estos tres consejos:

  • Sé visible. Lleva chaqueta reflectante y casco blanco. Pon luces en la parte delantera y trasera y actívalas por la noche y en días de poca luz o niebla.
  • Sé legal. Para ganarte el respeto de los demás vehículos, fluye con el tráfico, no contra el tráfico. Respeta semáforos, ve por los carriles bici y evita la acera, pues ésta es para los peatones.
  • Sé predecible. Muévete de manera uniforme: tu objetivo es que los otros vehículos puedan predecir tus movimientos y, de ese modo no choquen contigo. Señaliza – con la mano aunque sea- tus cambios de carril o giros. Si vas con amigos o familia, presta más atención al tráfico que a su conversación.

 

Mantenimiento

Recordad estas tres cosas para un mejor estado de vuestas bicicletas:

Aire Todas las ruedas pierden aire regularmente. Debes tenerlas en sus niveles óptimos de aire, así que es buena cosa hincharlas una o dos veces al mes. Cómprate un hinchador para que te sea más fácil el susodicho proceso.

Aceite. Lubrica tu cadena con aceite o lubricante de bicicleta.

Consejo: lleva tu bicicleta una vez al año a una tienda especializada en bicicletas para que le echen un ojo.

 

¿Qué pasa con las ruedas pinchadas?

Los pinchazos ocurren, aunque no tan a menudo como la gente cree. Estas son tus opciones:

Prevención neumáticos resistentes, liquido antipinchazos y ruedas bien hinchadas.

Plan B: ten un plan alternativo, puede ser llamar a un amigo para que te vaya a buscar, candarla y coger un taxi (con idea de ir a buscarla al día siguiente), o meterla en un bus.

Arréglala:  aprende a arreglarla. Puedes llevar un kit de reparo de pinchazos; no pesa mucho y –cuando sabes- la puedes reparar en diez minutos.

 

Bien, ya conoces lo básico para convertirte en un ciclista urbano, sigue disfrutando de nuestros artículos y pasa al siguiente nivel!

 

¡Ahora échale un vistazo a nuestro artículo sobre cascos!

¡Qué no te roben la bicicleta! Nuestro análisis de candados…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *